jueves, 2 de febrero de 2017

RamDisk en Windows. Parte I - SATSoftware

Hace muchos años que se utiliza para algunos usos puntuales y concretos la técnica de crear unidades de disco virtuales en memoria física del sistema (RAM). Lo que ha cambiado en los últimos tiempos es la cantidad instalada total en un equipo medio que ya ronda los 4 u 8 GB.

Image5 RamDisk para Windows.

Muchas veces esta cantidad de memoria es excesiva para la utilización que el usuario hace de su sistema y la mayoría de las veces hay una porción importante de memoria libre sin utilizar.

Aquí propongo una utilización provechosa de esta memoria sobrante, la creación de un RamDisk. Se puede utilizar tanto en Windows XP como en Windows Vista, lo más importante es elegir bien su tamaño y configurar adecuadamente los programas para que saquen partido de él.

Yo hace más o menos un año que en todos mis sistemas con 4 GB o más instalo esta utilidad, sobretodo para crear en ella carpetas temporales.

Qué uso hace Windows de nuestro disco duro:

Los sistemas operativos Windows XP y Vista están continuamente leyendo y escribiendo en disco, ya sea paginando al archivo de intercambio, leyendo o actualizando información del registro, etc. Y a esta carga de trabajo debemos de añadir el software que estemos utilizando.

Mientras estoy redactando este artículo solo tengo en segundo plano IE8 y Avast Antivirus, lo que en teoría debería hacernos suponer que mis discos duros prácticamente no tendrían actividad, pero nada más alejado de la realidad.

Disk Monitor o DiskMon es una pequeña utilidad del paquete de SysInternalsSuite para analizar la actividad del subsistema de disco en Windows.

Image4 Actividad de disco en sistema WinXP Pro 32 bit en reposo.

Image3Realizando la captura de pantalla.

Image2Desfragmentando con Perfect Disk.

La raíz del problema viene del hecho de que los sistemas operativos Windows no aprovechan prácticamente las bondades de la escritura diferida (para evitar pérdidas de datos por corte eléctrico) con lo cual apenas cachean las escrituras.

Además, escriben con longitudes típicas de 4 KB (sí 4 KB) y, lo que es todavía más grave, en modo random (aleatorio). Es decir: muchísimas escrituras por segundo y de pequeño tamaño. La pesadilla de un disco duro mecánico que precisamente está optimizado para lectura o escritura secuencial y no aleatoria.

Y exactamente la carga de trabajo perfecta para la memoria RAM (random access memory), por ello resulta muy ventajoso crear un disco RAM e intentar dirigir hacia él la mayor tasa de accesos aleatorios procedente de nuestro sistema operativo y de las aplicaciones.

Image6 R: unidad RAM.

En la segunda parte discutiré la implementación de RamDisk con un caso práctico.

Carlos Yus Valero – informaticapremium informaticapremium-logo-150px[3]